Descubre por qué el arroz se ha convertido en uno de los alimentos imprescindibles en cualquier casa. Gracias a su amplia gama de variedades, este milenario cereal ofrece una gran diversidad de sabores y combinaciones gastronómicas.

De Oriente a Occidente

El arroz es, junto con el trigo, uno de los cereales más conocidos y consumidos por el hombre desde la antigüedad. Aunque resulta difícil precisar en qué época empezó a cultivarse, se han hallado granos que datan de casi 10.000 años y escritos chinos en los que ya se hablaba de él en el 3.000 A.c. Probablemente su cultivo se inició en el sur de la India, extendiéndose de allí al resto de Asia, y de forma especial a China donde su producción se ha desarrollado de manera importante. A Europa llegó en tiempos de Alejandro Magno, pero su mayor difusión por la cuenca del mediterráneo y la llegada a la Península Ibérica llegó de manos de los árabes. Símbolo de vida Considerado un símbolo de vida, fertilidad y prosperidad, el arroz forma parte de la alimentación de más de las dos terceras partes de la población mundial y desde hace siglos está profundamente relacionado con su patrimonio cultural y hábitos alimenticios. Existen unas 7.000 variedades que se cultivan en casi todo el mundo. En Europa destacan, por su extraordinaria calidad, las de las regiones murciana y valenciana.

Saludable, nutritivo, rico en hidratos de carbono y vitaminas del grupo B, el arroz es el protagonista indiscutible de exquisitos platos de la gastronomía mediterránea: arroz a banda, arroz negro, arroz con bogavante, arroz caldoso... y cómo no, la inimitable paella. Para elaborarla puedes optar tanto por el arroz redondo extra, que una vez cocido resulta muy tierno y jugoso, como por el bomba, que al cocinarse queda entero y muy suelto. Este plato, que necesita de buenas materias primas, mucho arte y paciencia resulta en sus múltiples y ricas variedades, una auténtica delicia para el paladar. No es de extrañar que se haya convertido en uno de los mejores embajadores de la cocina española en el mundo.

¡A la rica especia! Aunque existen muchos tipos de paellas, todas ellas tienen en común, además del arroz, un ingrediente: el azafrán. El cultivo de esta original especia procede de los estigmas de la conocida como "Rosa del azafrán", una flor que se caracteriza por tener sólo tres estigmas, también llamadas hebras, de color rojo, y un estambre amarillo. Sólo se puede cosechar manualmente en una época del año, y tiene que ser adecuadamente desecado por un proceso de tostado a fuego lento.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar