Cervezas alemanas

Cervezas alemanas

De trigo, negras, sin alcohol, de alta o baja fermentación... conoce todo lo necesario de cada una de estas variedades de cerveza y disfruta de los beneficios de esta legendaria bebida, herencia de los mejores maestros cerveceros internacionales.

De trigo

Sus agradables aromas, múltiples propiedades y refrescantes sabores te resultarán inolvidables.

Este tipo de cervezas, llamadas Weissbier, Weizenbier o cervezas blancas, están elaboradas con una elevada proporción de trigo añadido a la cebada y se dividen en tres grandes bloques: Las alemanas del sur o "weizenbier", son las que ofrecen mayor variedad y consumo pues hay versiones claras, tostadas y fuertes. Suelen tener un ligero aroma y gusto a clavo.

Las alemanas del norte, prácticamente todas elaboradas en Berlín, son de sabor ácido y presentan una espuma muy fina y blanca. Las belgas o "biéres planches", son refrescantes, ácidas, afrutadas, con notas de naranja, especias y de un color pajizo lechoso. Todas ellas resultan deliciosas con algunos aditivos, como limón, naranja o sirope de grosella.

De Baja Fermentacion : Elaboradas con levaduras que fermentan lentamente en el fondo de la cuba a una temperatura entre los 5 y los 9 °C, reciben el nombre de "Lager", que significa "almacén" en alemán. Así que la Lagerbeer es originalmente cerveza para almacenar y debe su nombre a este proceso que dura un periodo que oscila entre las tres semanas y los tres meses, en el que la bebida se mantiene a 0 °C.

Se les denomina de baja fermentación a casi todas las rubias. Esta popular y extendida familia abarca muchos estilos, aunque generalmente todas ellas son claras, con algunos matices dorados oscuros, marcado sabor a lúpulo y muy refrescantes. Como el resto de tipos de cervezas, contiene más de 2.000 sanos componentes, entre vitaminas, minerales y compuestos con propiedades antioxidantes que ejercen una función positiva en diversas patologías tales como las cardiovasculares, la hipertensión, ciertos trastornos neurológicos y frente al propio proceso de envejecimiento.

Por su alto contenido de agua favorece la hidratación, y tiene ácido fólico de fácil absorción; un botellín cubre el 10% de las necesidades de esta vitamina. Negra: Este tipo de cervezas, también conocidas como "Schwarzbier", es una clase que se elaboraba desde la antigüedad y de manera tradicional en Alemania, pero que había perdido popularidad.

Fue a partir de la reunificación alemana (1990) cuando se volvió a consumir y fabricar, con su clásico 5% de alcohol y deliciosa malta tostada de tono oscuro, muy parecido al color del café, lo cual le añade un sabor especial. Sin Alcohol: La cerveza "sin" se elabora partiendo de una cerveza normal o mediante un proceso específico en el que el alcohol se elimina cuando se ha fermentado y madurado en su totalidad, y por lo tanto, ya ha creado todo su gusto y aroma.

Para que una cerveza pueda denominarse "sin alcohol", su grado alcohólico debe ser siempre inferior al 1%. Una de las diferencias con las cervezas convencionales es el aporte calórico. Las cervezas sin alcohol aportan menos calorías debido a la eliminación o reducción del alcohol. Un botellín de 250 ml. de cerveza "sin" tiene unas 70 calorías, frente a las 115 calorías de las convencionales.

0 Comentarios.¡Déjanos el tuyo!

No estas identificado

Si aún no eres miembro del Supermercado de El Corte Inglés hazte socio pulsando en Nuevo usuario.

También te puede interesar