Amy Winehouse 1983 - 2011 (28 años) Londres, Inglaterra

Amy Jade Winehouse (Londres, Inglaterra, 1983) fue una cantante y compositora británica de jazz, soul y R&B. Tiene el dudoso honor de pertenecer al club de los 27, compuesto por cantantes que fallecieron a esa edad como Jim Morrison, Kurt Cobain, Janis Joplin o Jimi Hendrix, entre otros. Su gran voz la coloca como un mito en el mundo de la música.

Amy Winehouse nació en un suburbio del norte de Londres, Southgate. A los nueve años sus padres se divorciaron. Desde pequeña, Amy tomó el hábito de su padre, Mitchell, de cantar canciones de Frank Sinatra. Hasta el punto de que los profesores no eran capaces de hacerle callar en clase. Sí, chica rebelde desde su infancia. Apasionada por la música, fundó un grupo de rap, Sweet ‘n’ Sour. No funcionó, nunca lo recordó con orgullo. Pasó por dos escuelas de teatro, la Susi Earnsh y la Sylvia Young, aunque de esta última la expulsaron a los tres años de entrar, con 16. ¿El motivo? Hacerse un piercing en la nariz. Su primera guitarra le llegó cuando tenía 13 años, empezó a componer y a recorrer los bares de la ciudad. Su talento ya estaba en la calle. “Me gustaría ser recordada como alguien que no estaba satisfecha con un sólo nivel musical. Como alguien que fue una pionera”, recordaba Amy. Lo fue.

Fue vocalista de la National Youth Jazz Orchestra y con 16 años su novio en aquel momento, Tyler James, le entregó a Nick Godwyn, el mánager, una maqueta de la música de Winehouse. Nick se dio cuenta del diamante que tenía entre manos nada más verla en una audición. Junto a él, la cantante se desplazó a Miami para conocer a un productor y grabar su primer disco en 2003, Frank. Titulado así en honor a Frank Sinatra. Un éxito de ventas. Por él, Amy consiguió un disco de platino, nominaciones a los premios Mercury Music y Brit Awards y el premio Ivor Nobello a la mejor canción contemporánea por “Stronger Than Me”. En esta obra optó por el jazz como influencia, como el interpretado por uno de sus cantantes favoritos. “Tengo miedo a morir de vieja o no llegar a conocer a Tony Bennett. Si no llego a conocerle, no me importaría morirme ya”, aseguraba.

Tres años más tarde editó su segundo disco, Back to Black, con el que cosechó sus mayores éxitos. Sin duda, el elepé que le lanzó a la fama mundial. El nombre de Amy Winehouse no cesaba de escucharse en todos los medios de comunicación. La estrella brillaba más que nunca. El problema es que los medios no solo hablaban de ella por su sensacional música. Lamentablemente, Amy tenía una visión algo desgarrada de la vida. El alcohol y las drogas sacaban su lado más agresivo. ¿A quién admiras? Le preguntaban, “a nadie. Todos sois unos cabrones”, respondía. Esa forma de vida le llevó directa hacia la muerte. Con 27 años, Amy Winehouse falleció a causa de un exceso de alcohol en sangre.

Con el paso de los años, se ha convertido en un mito. Lioness: Hidden Treasures fue su último disco, un álbum póstumo que abría el sencillo “Body & Soul”, un fantástico dueto entre Amy y Tony Bennett. “El alcohol, a largo plazo, es peor que estar enganchada a la heroína. Es un veneno. De momento, puedo pasar de él, incluso estando en un pub. Basta con que me diga: Esta noche no beberé”, confesó Winehouse en una entrevista. Siempre quedará su voz en la memoria.

Películas como actor Amy WinehousePelículas como actor Amy Winehouse