Andy & Lucas 2003 (16 años) Cádiz, España

Andrés Morales (Cádiz, España, 1982) y Lucas González (Cádiz, España, 1982) forman el dúo musical Andy y Lucas. Sacaron su primer disco en 2003 y supuso el auge de dúos románticos con acentos sureños.

Amigos desde el colegio, crecieron juntos en el barrio gaditano de La Laguna. Allí fueron desarrollando su interés por la música. Formaron parte de agrupaciones de carnaval antes de decidir unirse como dúo para recorrerse los bares de todo Cádiz cantando. "Estamos juntos desde siempre", dice Lucas. "En el recreo, en vez de comernos el bocadillo nos íbamos para las afueras, y luego nos metíamos en el aula de música del colegio y cantábamos. Decidimos formar un grupo. Al principio éramos cuatro".

Andaban preparándose para ser administrativos, su "plan b" por si les fallaba lo de cantar, cuando Jesús Quintero los presentó ante el público del programa de televisión "Ratones coloraos", de Canal Sur. El desparpajo de los jóvenes artistas encandiló a la audiencia y sus canciones hicieron el resto. Su primer disco, Andy y Lucas (2003), no tardó en ser un éxito de ventas. El tema principal del disco, "Son de amores", fue el tema más escuchado de aquel verano. Acababan de despegar.

Las canciones de Andy y Lucas llegaron a todos los países de habla hispana y pronto se embarcaron en su primera gira por Latinoamerica. Antes de que los seguidores del nuevo fenómeno musical terminasen de aprenderse todas las canciones de su debut, publicaron Desde mi barrio (2004), que incluía el tema "Madre", el bautizo de Lucas como compositor. Hasta ese momento, todas las letras habían sido obra de Andy. De este trabajo, Lucas y Andrés vendieron 300.000 copias, consiguiendo tres discos de platino. De 2005 a 2014 publicaron seis títulos más, entre los que destacaron Ganas de vivir (2007), que con una revolución de la industria por medio consiguió un disco de platino digital al superar las 20.000 descargas. Y Más de 10 (2014), un álbum de grandes éxitos y tres temas inéditos que rendía homenaje a diez años más uno de carrera. “Llegados a este momento, queríamos revisitar nuestras canciones con un aire más acústico, más parecido al de nuestros primeros discos”, explica Lucas.

En 2016, Andy y Lucas, aquellos chavales que hacían pellas para encerrarse a cantar, convertidos ya en padres y en plena madurez personal y musical, le ponen calificativo a su carrera con su noveno trabajo de estudio, Imparable.