Descubre la versión beta de la nueva web de El Corte Inglés pulsando aquí.

Daniel Barenboim 1942 (78 años) Buenos Aires, Argentina

Daniel Barenboim (Buenos Aires, Argentina, 1942) es un director de orquesta y pianista cuyo virtuosismo sobrepasa lo meramente musical. En 1999 creó la West-Eastern Divan Orchestra con la intención de establecer puentes culturales entre israelíes y palestinos, sus otras ciudadanías de adopción.

Resulta imposible enumerar la gran cantidad de grabaciones realizadas por el genio argentino. Con tan solo doce años ya realizó su primera intromisión en un estudio discográfico para resaltar en pistas de vinilo sus audacias musicales. Hijo de pianistas, Enrique y Aida, con 5 años ya recibía clases de su instrumento favorito. A los siete años hacía las delicias del público bonaerense y a los diez, completando estudios con Igor Markévich en Salzburgo, debutó en la ciudad austríaca antes de proseguir su formación con Nadia Boulanger en París.

“Creo que cuando era un niño aprendí más de la música que de la propia vida. A mi padre le criticaban porque me dejaba tocar las últimas partituras de Beethoven. Decían que para tocarlas había que tener una determinada madurez... Pero es que yo maduraba tocándolas. Aprendía el equilibrio entre la razón y la emoción, la pasión y la disciplina, la simultaneidad entre la risa y el llanto. Todos esos contrapuntos de la vida humana”, declaró Barenboim para explicar, intentar explicar, su rápido crecimiento personal.

En 1967 se convirtió en el director de la Filarmónica de Londres hilando con su batuta las piezas maestras de Wagner, Beethoven y Mozart, sus autores predilectos. También se atrevía en la composición de algunos tangos Barenboim, que dirigió en el famoso festival de Edimburgo, en 1973, su primera ópera, el Don Giovanni de Mozart basado en el mito del Don Juan, catapultado al imaginario colectivo en el siglo XVII por Tirso de Molina.

La fama del maestro Barenboim corría por el orbe musical y las principales ciudades se disputaban tenerlo al frente de sus orquestas, desde Berlín a París, Bayreuth, Chicago o Milán. Esta etapa también coincidió con una delicada situación personal en la que perdió, muy joven, a su primera mujer, tras grave enfermedad. Poco después, en 1988, se casó con la pianista Elena Bashkirova.

En 1999 las inquietudes de Daniel Barenboim irían más allá del terreno musical, delatando su perfil humano, admirablemente humano. Junto al pensador palestino Edward Said fundó la West-Eastern Divan Orchestra, nombre a propósito de un poema de Goethe. La idea era solventar diferencias políticas y religiosas entre árabes y judíos a través de la música, a través de la formación de un taller-laboratorio-orquesta-escuela de jóvenes músicos de estas nacionalidades. La sede de esta fundación, después de titubear entre Weimar y Chicago, se estableció finalmente en 2002 en Sevilla, acogida como un monumento a la concordia. El mejor legado que Barenboim podía soñar.

Daniel Barenboim, que también tiene la nacionalidad española, obtuvo el premio Principe de Asturias en 2002 por su labor con la West-Eastern Divan Orchestra.

Asiduo candidato al Nobel de la Paz por su labor de fraternidad entre el mundo árabe y judío, el director de la Ópera de Berlín dirigió el mítico concierto de Año Nuevo de Viena en 2014.

Libros de Daniel BarenboimLibros de Daniel Barenboim

eBooks de Daniel BarenboimeBooks de Daniel Barenboim