El Barrio 1970 (48 años) Cádiz, España

José Luis Figuereo ‘El Barrio’ (Cádiz, 1970) es un cantautor flamenco con una trayectoria de largo recorrido y una amplia legión de seguidores en toda la geografía española. Pasó de guitarrista de acompañamiento a autor e intérprete de triunfales melodías de rock de raíz.

Fue el autor de uno de los grandes estribillos de la música popular española: “Si alguna vez tuviera el mal de amores / que me estaría yo marchitando como las flores”. Una canción con alma andaluza que alzó su tercer álbum, titulado como aquella melodía, Mal de amores (1999), a lo más alto de las listas de ventas. Gaditano del muy histórico –en ambientes flamencos– barrio de Santa María, Selu, como le llaman sus amigos, se ganó la vida durante años acompañando a la guitarra a artistas como Pansequito, Rancapino, Juana la del Revuelo, Antonio Canales, Sara Baras… “Siempre he sido un cantaor frustrado –contaba entonces–, más que nada por timidez. Pensaba que lo hacía regular y no quería que nadie me escuchara”. Pensó en coger el pico y la pala, pero él era más de “pico y queso”. Así que en 1997 renació como cantautor flamenco de la mano de su primo Diego Magallanes, a la postre productor de sus discos. Y ganó confianza, claro. “Si canto mal, media España está equivocada”.

Su discografía traspasa las dos décadas y la docena de trabajos de estudio, a saber: Yo sueno flamenco (1996), Mi secreto (1998), el citado Mal de amores (1999), La fuente del deseo (2000), Me voy al mundo (2002), Ángel malherido (2003), En concierto. Palacio de Vistalegre (2004), Las playas de invierno (2005), Toda una década (2006), La voz de mi silencio (2007), Duermevela (2009), Al sur de la Atlántida (2010), Espejos (2011), Hasta el fin de los tiempos (2012) e Hijo del Levante (2014), que puso fin a un silencio de dos años para “oxigenar su música y subir un escaloncito más”.

En la madurez de su carrera, El Barrio se mueve con soltura en un género escasamente poblado, la canción de autor con raíz sureña –entre Javier Ruibal y José Manuel Soto, valgan las comparaciones–, al que él añade un punto de rock andaluz que se refleja en sonidos negros que recuerdan a Jesús de la Rosa. No en vano revisaba con buen tino en su cancionero “Una noche de amor desesperada” de Triana. Pero él ‘suena flamenco’, como cantaba a dúo con Esperanza la del Maera, de Triana Pura. Buscando la inspiración en los arenales de Cádiz, asegura que para escribir canciones se deja llevar por el gris y la pena. Un poeta jerezano le regaló en una ocasión un libro en el que rezaba lo siguiente: “Dios te bendiga, Selu, porque eres el que viene”.

“Hace unos años estaba actuando en la caseta municipal de Écija y ahora lleno grandes auditorios de Madrid y Barcelona. No sé qué está pasando. En fin, a mí nadie me ha regalado nada. No he recibido el apoyo incondicional de ningún medio. Esto es fruto de partirme la garganta en los escenarios”, dice.

Discos de El BarrioDiscos de El Barrio

VER TODOS

Entradas para El BarrioEntradas para El Barrio

VER TODOS