HONORÉ DE BALZAC 1799 - 1850 (51 años) TOURS (FRANCIA)

En 1814 se trasladó con su familia a París, donde estudió derecho y empezó a trabajar en un bufete, pero su afición a la literatura le movió a abandonar su carrera y escribir, en un inicio bajo seudónimo. Sus inicios como escritor se desarrollaron en la más absoluta pobreza: escribió teatro trágico, novelas melodramáticas y artículos periodísticos, editor y fundó una imprenta, que resultó ruinoso; unido al lujo en el que vivió hizo que durante toda su vida estuviera acosado por las deudas. Considerado como fundador de la novela moderna y su preocupación por el realismo y el detallismo descriptivo se halla en la base de la posterior novela francesa aunque su realismo convive siempre con elementos románticos y trazos del Balzac 'visionario'. Con El último chuan, primera novela que publicó con su apellido, tuvo gran éxito. Con La piel de zapa se convirtió en escritor de moda. Integró sus novelas en una obra única, La comedia humana (la integran 137 novelas, cincuenta incompletas). Destacan: Eugenie Grandet, Papá Goriot, El lirio en el valle, Las ilusiones perdidas, Gandeza y decadencia de César Birotteau, La Mansión Nucingen, La prima Bette, La fisiología del matrimonio. La amistad con la duquesa de Abrantes le abrió las puertas de los salones de sociedad y literarios. En 1834, tras la publicación de La búsqueda de lo absoluto, concibió la idea de configurar una sociedad ficticia haciendo aparecer los mismos personajes en distintos relatos, lo que empezó a dar a su obra un sentido unitario. En los últimos años de su vida fue presidente de la 'Société des Gens de Lettres' e intervino en numerosos asuntos públicos como director de la 'Revue Parisienne', al tiempo que sufría el acoso de sus acreedores.