IMMANUEL KANT 1724 - 1804 (80 años) KÖNIGSBERG (ALEMANIA)

Estudió filosofía, matemáticas y ciencias naturales en la Universidad de Königsberg. Considerado como el pensador más influyente de la era moderna, se educó en el Collegium Fredericianum y Universidad de Königsberg. En la escuela estudió a los clásicos y en la universidad, física y matemáticas. Tras morir su padre, abandona sus estudios universitarios y se gano la vida como tutor privado. En 1755, ayudado por un amigo, reanudó sus estudios y obtuvo el doctorado. Después, enseñó en la universidad durante 15 años, y dio conferencias primero de ciencia y matemáticas, para llegar a disertar sobre casi todas las ramas de la filosofía. No se le concedió una cátedra hasta 1770, cuando se le designó profesor de lógica y metafísica. Durante 27 años continuó dedicado a su labor profesoral y atrayendo a un gran número de estudiantes. Las enseñanzas religiosas nada ortodoxas se basaban más en el racionalismo que en la revelación divina, le crearon problemas con el Gobierno de Prusia y en 1792 Federico Guillermo II, le prohibió impartir clases o escribir sobre asuntos religiosos. Kant obedeció hasta la muerte del rey. En 1798, retirado de la docencia universitaria, publicó un epítome donde se contenía una expresión de sus ideas de materia religiosa. Sus obras Crítica de la razón pura, Crítica de la razón práctica y Crítica del juicio dieron un giro copernicano a la reflexión filosófica. Su filosofía política se enmarca en su filosofía de la historia, Idea de una historia universal en sentido cosmopolita, continuación de su crítica de la razón práctica: la libertad, postulado básico de su ética, es punto de partida de su filosofía política. También Sobre la paz perpetua, obras relevantes: La metafísica de las costumbres y ensayo Sobre la relación entre teoría y práctica.