Descubre la versión beta de la nueva web de El Corte Inglés pulsando aquí.

Isabel Pantoja 1956 (64 años) Sevilla

María Isabel Pantoja Martín (Sevilla, 1956) es una cantante española. Conocida especialmente dentro del mundo de la copla y canción española, género en el que es un gran referente.

Nació en el barrio de Triana. En el seno de una familia de artistas. Su padre, Juan Pantoja Cortés, escribía fandangos y pertenecía al grupo de Los Gaditanos. Su madre, Ana Martín, fue bailaora en las compañías de Juana Reina y Pepe Pinto, y a su abuelo le apodaban como cantaor ‘Pipoño de Jerez’. Es normal que Isabel comenzase a destacar en el mundo del espectáculo a una edad muy temprana. A los siete empezó a bailar en el cuadro flamenco de su primo Chiquetete. Desde entonces no ha parado de recorrerse tablaos y escenarios demostrando su talento. Una década más tarde emprendió un viaje a Madrid, donde conoció a su maestro, Juan Solano Pedrero. Llegaron sus primeros discos. Hasta un total de diez álbumes entre los que destacan Tablao flamenco (1971), Que dile y dile (1975), Niña Isabela (1976), 22 abriles tengo (1979) y ¡Viva Triana! (1982), en honor al lugar que la vio nacer. “Tuve una infancia maravillosa en Triana, con tanto arte que ha salido de esa mima calle”, dice la cantante.

Los 80 marcaron su éxito. En 1983 publicó su primer trabajo de música moderna, Cambiar por ti, que tuvo una gran aceptación. Ese mismo año se casó con el torero Paquirri, con el que tuvo un hijo, Francisco Rivera Pantoja. Su marido falleció en 1984 de forma trágica tras la cogida de un toro. Se le empezó a conocer como ‘La viuda de España’ y la prensa le convirtió en foco central de todas sus cámaras. Lejos de derrumbarse, Pantoja editó Marinero de luces (1985), todo un canto al amor con el que vendió cerca de un millón de copias. El número de seguidores de la intérprete creció a la par que su extensa discografía. En 2012 produjo la obra Isabel: A su manera. Alternó su faceta como cantante con algunas actuaciones en el mundo del cine. Participó en dos largometrajes, “El día que nací yo” y “Yo soy esa”. La muerte de su gran amor significó mucho para ella. “Si no hubiera muerto Paquirri quizá no hubiera vuelto a los escenarios. El mundillo artístico no me va, no me gusta”, asegura la sevillana.

Toda una vida dedicada a la copla. Una artista que ha sabido insuflarle aire a un género que estaba en decadencia. Una mujer con una fuerte personalidad que siempre ha estado rodeada de los suyos. Cada vez que puede recuerda a su padre, su gran apoyo hasta que falleció. “Mi padre nunca me escuchó cantar. Me decía “venga, princesa”, pero a mí no me salía la voz”, recuerda Isabel.