Keanu Reeves 1964 (55 años) Beirut, Líbano

Keanu Charles Reeves (Beirut, Líbano, 2 de septiembre de 1964) es un actor, director, productor y músico. Aunque libanés de nacimiento, Keanu Reeves se crío en Canadá, adonde se mudó desde muy temprana edad tras el divorcio de sus padres. Su nombre, que significa “Brisa fresca sobre las montañas”, evidencia el exotismo que transmite el actor, mezcla de varias nacionalidades y razas.

Hasta su reconocimiento como actor, Reeves trabaja en todo tipo de proyectos durante los años ochenta entre Canadá y Estados Unidos, con películas menores aunque alguna de ellas, con el tiempo, acabaron convirtiéndose en cult movies, como Instinto sádico, de Tim Hunter, en 1986, o Siempre con nosotros, de Marisa Silver. En 1988 tiene un papel secundario en Las amistades peligrosas, de Stephen Frears, gracias a cuyo éxito logra ser algo más reconocido. A pesar de que hasta entonces ha tenido algunos papeles protagonistas, será en la descerebrada Las alucinantes aventuras de Bill y Ted, en 1989, cuando su nombre sea realmente conocido, al menos en Estados Unidos.

De manera internacional lo será en 1991 cuando, tras algunos breves papeles más, protagonice junto al desaparecido River Phoenix Mi Idaho privado, de Gus Van Sant, un éxito dentro de los circuitos independientes que, gracias al boca a boca, fue a más y se ha llegado a convertir en un hito del cine indie de los noventa; y cuando, en el mismo año, estrene, con el también malogrado Patrick Swayze como compañero de pantalla, Le llaman Bodhi, que será igualmente un enorme éxito de taquilla.

Los noventa muestran a un Reeves polifacético, asumiendo todo tipo de papeles, acertando en algunos casos como en Drácula de Bram Stoker, de Francis Ford Coppola, o Pequeño Buda, de Bernardo Bertolucci, hasta que en 1994 vuelve a interpretar uno de los grandes éxitos del año, Speed, convirtiéndose a partir de ese momento en uno de los actores más cotizados y buscados de cara a la taquilla, aunque algunas películas como Un paseo por las nubes, Johnny Mnemonic o Reacción en cadena no logran el éxito que se esperaba.

En 1997 protagoniza Pactar con el diablo junto a Al Pacino y a Charlize Theron, pero será en 1999 cuando Reeves vuelva de nuevo a lo más alto porque aparecerá en una película que hará historia desde el preciso instante de su estreno: Matrix, cuyas continuaciones serán igual de exitosas, Matrix Reloaded y Matrix Revolutions, ambas de 2003.

Entre ambas se aleja de la acción y busca otros papeles más dramáticos como Noviembre dulce o Hardball pero sin llegar a lo esperado, o bien en producciones tan dispares como A Scanner Darkly, Ultimátum a la Tierra o Dueños de la calle.

En 2013 debuta en la dirección con El poder del Tai Chi, que también interpreta. Después aparece en filmes como La leyenda del samurái: 47 Ronin, John Wick (Otro día para matar), Toc toc, La hija de Dios o The Neon Demon.

Películas como director Keanu ReevesPelículas como director Keanu Reeves