Naomi Watts 1968 (51 años) Kent, Reino Unido

Naomi Ellen Watts (28 de septiembre de 1968, Kent, Inglaterra), es una productora y actriz de cine inglesa.

Aunque nace en Inglaterra, Watts se marcha con su hermano y su madre a Australia tras la muerte de su padre, que trabajaba con el grupo musical Pink Floyd, presumiblemente por una sobredosis de heroína. Fue en su país de adopción en donde comenzó a tener intereses por la actuación, combinando sus estudios con los de actuación, conociendo a una joven Nicole Kidman en escuelas de actuación y en audiciones, iniciándose una amistad que se extenderá en el tiempo.

A mediados de los ochenta comienza su carrera en televisión y realiza algunas apariciones en anuncios para dicho medio, interpretando series poco después. En 1989, y gracias a la intermediación de Kidman, consigue su primer papel en cine en La primera experiencia. Cuatro años después tendrá su segunda oportunidad, con una presencia más importante, en Conducta inmoral, el mismo año en que marcha a Estados Unidos para participar en Matinee, de Joe Dante, regresando de nuevo a su país para realizar un par de películas antes de marcha a Estados Unidos de manera definitiva. De 1995 a 1999, Watts aparece en producciones menores como La sombra del intruso, Más fuerte que su destino o películas para televisión.

En 2001 consigue su primer gran papel cuando el gran David Lynch la elige para protagonizar Mullholand Drive, película con la que la actriz da su salto definitivo y se convierte en una de las nuevas actrices más emergentes y con más futuro, asentándose al año siguiente con La señal (The Ring), remaje del éxito de terror japonés, repitiendo en 2005 en su secuela.

Durante los 2000, la actriz tiene su momento más álgido, con papeles muy diferentes como Ned Kelly, comienza la leyenda, Le Divorce, Ya no somos dos, 21 gramos, de Alejandro González Iñárritu, consiguiendo su primera nominación al Oscar como mejor actriz, o Extrañas coincidencias, de David O. Russell. En 2005 tiene un papel muy especial en King Kong, a la que sigue Tránsito, El velo pintado, el remaje de Funny Games, de Michael Haneke, de la cual es también productora, Promesas del Este, de David Cronenberg.

A partir de 2010 muestra una enorme madurez interpretativa con papeles tan diferentes como Conocerás al hombre de tus sueños, de Woody Allen, J. Edgar, de Clint Eastwood, o Lo imposible, nominada de nuevo al Oscar como mejor actriz.

En 2013 asumirá uno de sus mayores retos interpretativos en Diana, al interpretar a la fallecida Diana de Gales.