Descubre la versión beta de la nueva web de El Corte Inglés pulsando aquí.

Sharon Stone 1958 (62 años) Pennsylvania, Estados Unidos

Sharon Yvonne Stone (10 de marzo de 1958, Pennsylvania, Estados Unidos), es una actriz, productora y modelo norteamericana.

Quien fuera posiblemente el icono sexual femenino de la década de los noventa gracias a su papel en Instinto básico, de Paul Verhoeven, en 1992, comenzó su carrera como actriz en 1980 en un pequeño papel en Recuerdos, de Woody Allen, tras abandonar su carrera de modelo, al menos de una manera profesional.

Durante los ochenta desarrolla una carrera centrada en pequeños papeles en películas, por lo general, de poca calidad pero que paulatinamente permiten a Stone ir teniendo más protagonismo. Trabaja en Francia con Claude Lelouch en Los unos y los otros y ya en Estados Unidos con Wes Craven en Bendición mortal y, aparte de su trabajo televisivo, que es constante, podemos ver a la actriz en películas como Las minas del rey Salomón, Acero mortal o Por encima de la ley. En España rueda Sangre y arena, en 1989, en la que ya muestra su faceta más sexual con algunos desnudos con los que da de qué hablar. Algo que potencia en 1990 cuando pose para la revista “Playboy” a raíz de su aparición en Desafío total, de Paul Verhoeven, quien poco después dará a la actriz el papel de su vida en Instinto básico en 1992. Pero antes rodará hasta seis películas en un año, destacando El año de las armas, de John Frankenheimer.

Tras el gran éxito de Instinto básico y las diversas polémicas surgidas tras su estreno, Stone se convierte en la actriz del momento y en un sex symbol, imagen que intenta potenciar en sus siguientes películas: Acosada, Entre dos mujeres, El especialista e, incluso, en el western Rápida y mortal.

En 1995 tiene el que quizá sea su mejor papel en Casino, de Martin Scorsese, por el que logra la nominación al Oscar como mejor actriz tras haber logrado el Globo de Oro en la misma categoría, demostrando que más allá del mero aspecto, Stone era capaz de afrontar papeles más complicados. Los noventa los completa con sus apariciones en películas tan dispares como Diabólicas, Esfera, La musa o Gloria.

La década de los 2000 supone el comienzo del declive de la actriz con papeles al comienzo poco relevantes, como Beautiful Joe o Tercera identidad, y la búsqueda de otros más importantes o interesantes como La casa, de Mike Figgis o, sobre todo, Flores rotas, de Jim Jarmusch, así como producciones comerciales en busca de una buena taquilla como Catwoman o Instintos básico 2, intento 14 años después de repetir el éxito, sin conseguirlo.

Desde entonces, la carrera de Stone ha oscilado en busca de papeles que vuelvan a situarla en un lugar más o menos preeminente de la industria, si bien nunca ha logrado apare cer en esa película que lo consiga. Retratos de soledad, Lago Winch y Lovelace son algunos de los títulos en los que aparece antes de participar en el filme más interesante en el que ha trabajado en los últimos años: Aprendiz de gigoló (2013), de John Turturro, junto a Woody Allen y Sofía Vergara.