The Cure

Fecha de nacimiento (1976 - Actualidad)
Edad 46 años
Lugar de nacimiento Crawley, Inglaterra

The Cure (Crawley, Inglaterra, 1976) es un quinteto surgido al calor de los movimientos post-punk y de la llamada “nueva ola” que mantiene su actividad con solidez merced a un notable catálogo de canciones y al carisma de su líder, Robert Smith.

Tres años después de formarse y una vez efectuados cambios en el nombre –inicialmente se denominaron Easy Cure– y en la formación, apareció su primer LP, “Three Imaginary Boys”, con la incontestable “Boys Don’t Cry” como mascarón de proa. Un sólido debut respaldado por composiciones como “Fire in Cairo”. Pronto el grupo estableció contactos con Siouxsie & The Banshees, con quien Smith ha colaborado con cierta asiduidad. Los proyectos paralelos de sus miembros y los cambios en la alineación de la banda contribuyeron a enriquecer los sonidos de “Seventeen seconds” (1980), con otro sencillo tan irrefutable como “A Forest”.

El uso de etiquetas como “rock gótico” no gusta a su alma máter. “No somos categorizables. Supongo que éramos post-punk cuando salimos, pero globalmente es imposible categorizarnos. Yo toco música de The Cure, sea lo que sea que esto signifique”, precisa. “Faith” (1981) y “Pornography” (1982) mantuvieron la buena línea de los anteriores, mientras que “The Top” (1984) no logró los resultados esperados. Éstos sí llegaron en el notable “The Head On The Door” (1985), que alberga clásicos como “Close to me” o “In between days” y en el que Porl Thompson se reincorporó al grupo tras ser uno de sus fundadores, aunque más tarde se marcharía y volvió a regresar.

En los tres años que comprenden el periodo hasta 1988 la banda alcanzó el estatus de referente gracias a su producción, especialmente fértil en el doble disco “Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me” (1987). “Just Like Heaven” se convirtió en un éxito –“la mejor canción pop que The Cure ha hecho jamás”, en palabras de su autor– y la buena estela se continuó en “Disintegration” (1989). “Lullababy” o “Lovesong”, entre otras, respaldan la opinión de muchos críticos, que aseguran que se trata de su obra más completa.

Editados el disco de remezclas “Mixed Up” (1990) y “Wish” (1992), varios singles luminosos como “Friday I’m in love” sobresalieron en una etapa en la que su potente directo se reafirmó en “Show” o “Paris”, ambos de 1993. En 1996 sus miembros volvieron al estudio para lanzar “Wild mood swings” y hubo que esperar cuatro años para disfrutar del maduro “Bloodflowers”. Con el cambio de siglo se alternaron recopilaciones, más trabajos en vivo y nuevo material, como su disfrutable disco homónimo de 2004, ecléctico en la línea de “Wild mood swings”.

“4:13 Dream” (2008) pretendía ser un ambicioso trabajo que no se editó como pretendía su vocalista. “Estaba de acuerdo en vender la versión doble por el precio precio de un sólo álbum, porque siento que esto es lo que debería haber sido pero es casi imposible editar un disco doble en la actualidad... Ingenuamente pensé que mi posición como artista era dejar a un lado todas las objeciones, pero el mundo se vuelve cada vez más comercial”, indicó. Salió al mercado con la expectativa de continuar con el proyecto “4:14 Scream” y “4:26 Dream”, pero la salida definitiva de Porl Thompson ralentizó su edición.

Discos de The CureVer todos

Entradas para The CureVer todos

×
×
×
×