The Rolling Stones 1962 (56 años) Londres, Reino Unido

The Rolling Stones (Londres, Reino Unido,1962) es la banda liderada por Mick Jagger y Keith Richards que universalizó el rock and roll en las décadas de los 60 y 70. La historia de la música no puede entenderse sin los cimientos encajados por Beggars Banquet o Sticky Fingers, dos de sus mejores discos.

La música sufrió ciertos temblores cuando aparecieron en escena Jagger y Richards confiriéndole un ritmo más acelerado y agresivo. Los dos amigos de infancia, que se reencontraron en 1960, decidieron formar una banda de rythm and blues y versionar a sus músicos favoritos. Chuck Berry o Muddy Waters, del que cogieron el nombre de la nueva formación, eran parte de su repertorio de versiones, interpretadas de manera más acelerada y eléctrica, empezando a sembrar las bases del rock contemporáneo en 1964 con su disco The Rolling Stones. En 1966 completarían su primer trabajo con temas propios, Aftermath, cuando ya habían adquirido cierta fama de chicos malos, en artifical contraposición, generada por la prensa, respecto a The Beatles, con los que nunca rivalizaron en realidad. En este vinilo ya se encuentra uno de sus mejores canciones, “Paint it Black”, que inició una década prolífica de long plays imprescindibles y temas incombustibles como “I can't get no (satisfaction)”, “Sympathy for the devil”, “Gimme Shelter”, “Brown Sugar”, “Wild Horses” o “Angie”. Los discos, todos exitosos: Out of our heads (1965), Beggars Banquet (1968), Let it Bleed (1969), Sticky Fingers (1971), Exile on Main Street (1972) y Goats Head Soap (1973).

En 1974 se unió a la formación Ron Howard, que junto a Charlie Watts completó la base del grupo en estos cincuenta años de dilatada carrera de los Rolling Stones, autores de 24 discos que han vendido 250 millones de copias con el sello inconfundible de una lengua y unos labios, marca de la casa diseñada, también en este mismo año, por John Pasche.

A finales de los 70 firman otro de sus mejores discos, Some Girls (1978), con canciones como “Miss you” o “Shattered” apuntando hacia una nueva década de trabajos más irregulares, pese a contar con otro de los temazos de la banda, “Start me up”, dentro de las tripas de Tattoo You (1981). También es la etapa en la que Jagger graba una serie de trabajos en solitario, iniciando esta discografía She's the boss (1985).

En los 90 los Rolling Stones pasan por los estudios de grabación a capricho, con largas pausas, para justificar macrogiras por todo el mundo, llenando estadios completos y firmando álbumes correctos, solo pulcramente correctos. Stripped (1995) es el volumen más completo, con ecos de las primitivas raíces blues de la banda, también presentes, ya en el nuevo siglo XXI, en A Bigger Band (2005).

En 2014 Jagger y los suyos inician otra gira espectacular por todo el globo terráqueo deleitando con un repertorio que no deja de rescatar sus canciones más emblemáticas.