JOYEROS: UN SITIO PARA CADA COSA

Al igual que las carteras y monederos están diseñadas para guardar nuestro dinero y documentos personales, los joyeros están diseñados para guardar tus joyas y bisutería de manera organizada y bien clasificada. La gran diferencia con los estuches y neceseres es que la mayoría de los joyeros cuenta con compartimentos interiores con diferentes formas para guardar específicamente collares y colgantes, pulseras, anillos y pendientes. Es uno de esos accesorios con una finalidad muy concreta y práctica. Una forma de mantener juntos todos tus complementos de joyería para que sea más fácil localizarlos y elegir así según qué conjunto lleves, la joya más acertada.

GUARDA TUS COMPLEMENTOS EN LOS JOYEROS

Guarda tus joyas y piezas de bisutería con estilo con los joyeros y elige el tuyo de acuerdo al uso que le vayas a dar. Los hay con asas para transportarlos cómodamente y con cerradura para guardar a salvo su contenido, con varios pisos para distribuirlos más cómodamente. También los hay de viaje, con un diseño pensado para transportar los complementos de manera ordenada y sin riesgo de perderlos en el interior de las maletas y bolsos. Si buscas un estuche especial para guardar los relojes, descubre los modelos de relojeros que tenemos, te sorprenderás. Date una vuelta también por la tienda de más accesorios y descubre otros productos que te ayudarán a organizar el resto de complementos.

ELIGE TU JOYERO PERFECTO

Aquí encontrarás un montón de modelos de joyeros diferentes y de las mejores marcas, para atender distintas necesidades. Empecemos por el tamaño. Los hay pequeños, medianos y grandes. Elegir uno u otro dependerá de la cantidad de accesorios que tengamos o la manera que nos guste de tenerlos guardados. Puedes elegir la forma: redondeados, tipo cofre, o cajita. En cuanto al material, puedes escoger entre piel o polipiel, duro o blando, y el acabado, con efecto cocodrilo, texturas, relieves o simplemente lisos. Por último, el color. Hay muchos diferentes, desde los tonos más neutros como naturales, grises, marrones o negros a otros más vivos como morados, rojos, azules y verdes. Elígelo según tus gustos o el color de la habitación donde vas a ubicarlo. 

×
×
×
×
comparar