Compresores

Vista

  • COMPRESORES DE AIRE PÓRTATILES

    Los compresores de aire portátiles son más viables para el uso doméstico: suministrar energía a pistolas de diferentes usos, rociadoras, pegamento, así como para inflar neumáticos pequeños y balsas inflables. Debes elegir la capacidad del tanque de almacenamiento basándote en la herramienta con mayor necesidad de aire que vayas a acoplar: 

    Capacidad del tanque

    Debes elegir la capacidad del tanque de almacenamiento basándote en la herramienta con mayor necesidad de aire que vayas a acoplar: 

    1. De 6 a 12 litros: ideal para trabajar con pequeñas herramientas neumáticas. Facilidad para ser desplazadas en el lugar de trabajo.
    2. 25 litros: ideal para trabajos de pintura, pequeñas herramientas neumáticas o inflado, así como el mantenimiento de la presión de las ruedas.
    3. 50 litros: ideales para trabajar con herramientas neumáticas, pintar con esmaltes, lacas y pintura plástica, inflar, etc. Infladores: ideales para inflar (por ejemplo para el coche) y para tareas de aerografía.

    Potencia del compresor

    La potencia es lo que da al compresor la capacidad de aspirar y liberar más aire con más presión, es decir, la capacidad de trabajo que tiene el compresor. Se mide en caballos de vapor (CV). Cuanto mayor número de caballos tenga el compresor significa que más aire es capaz de comprimir por minuto.

    1. Hasta 2 CV: la potencia de estos compresores es reducida pero suficiente para trabajos domésticos como, por ejemplo, pintar y barnizar, inflar, soplar o limpiar.
    2. De 2 a 4 CV: con mayor potencia se consigue poder hacer trabajos más cualificados y exigentes. Su mayor número de caballos de vapor también implica un mayor peso de la máquina por lo que se recomienda optar por modelos con ruedas.