Las bolas son el adorno por excelencia para vestir el árbol. Elige entre las clásicas o las más sofisticadas, súmale el tradicional espumillón de Navidad y algunas luces decorativas y tendrás como resultado un rincón lleno de magia. Si quieres añadir además un toque de estilo invernal, prueba con un árbol de Navidad nevado, cálido, elegante y original.

×
×
×
×