COLCHONES VISCOELÁSTICOS, SIEMPRE CONTIGO

Comprar el colchón que te va a acompañar durante años en tus momentos de descanso es una decisión importante. Pero antes de dar un paso tan esencial, debes conocer cuáles son las características de los tejidos y materiales que lo componen para luego poder seleccionar, de este modo, cuál es el tipo de colchón que responde mejor a tus necesidades. Los colchones viscoelásticos son unos de los preferidos. ¿Todavía no sabes lo que es el material viscoelástico? Este tipo de colchones están fabricados en un material que, como su propio nombre indica, es viscoso y elástico.  Este componente lo encontrarás en el acolchado del mismo y es el encargado de conseguir que tu aliado de descanso se amolde a cualquiera de tus movimientos corporales con plena adaptación y sin apenas ruido. El núcleo de los mismos, en cambio, puede ser de diferentes materiales: hay colchones de muelles ensacados, colchones de muelles sencillos, otros de espuma…Todos ellos son perfectos para acoger a tu cuerpo y moldear si silueta en función de la tuya.

LA CALIDEZ DE LOS COLCHONES VISCOELÁSTICOS

Más allá del número de horas que se debe dormir, es fundamental hacerlo en buenas condiciones. Otra de las características por las que destacan los colchones viscoelásticos, al igual que los colchones de látex, es por su gran acogida. La sensación de calidez que aportan en los días de frío consigue que se posicionen como unos de los colchones preferidos a la hora de renovar tu dormitorio. Pero también, en los días en los que las temperaturas son más elevadas, este tipo de colchones está pensado para ofrecerte la frescura tan deseada y agradecida al meterte en la cama. ¡Te atrapará tan solo al tumbarte! Se adaptan térmicamente a la temperatura de tu cuerpo, distribuyen el peso de manera uniforme, alivian la presión muscular y mejoran la circulación consiguiendo que te relajes por completo en tus momentos de desconexión. 

LOS COLCHONES VISCOELÁSTICOS, DESCANSO CON HISTORIA

Conocer el origen de este material es fundamental para entender mejor sus beneficiosas propiedades para la salud. Los colchones viscoelásticos guardan orígenes en los años sesenta, década en la que la NASA desarrolló este tejido para aliviar la presión generada por los asientos en los que reposaban los astronautas en el despegue de sus naves espaciales. El resultado que tan bueno que se tomó de referencia para fabricar muchos otros productos. Así fue como los fabricantes rescataron este tejido, que tomó fuerza sobre todo en los años 90 expandiéndose al ámbito doméstico e invadiendo desde sofás y textiles hasta los colchones. Pero si, a pesar de todas sus ventajas, no te convencen los colchones viscoelásticos, puedes conocer muchas de las características de nuestros otros modelos de colchones y darles el toque final con las bases y somieres apropiados que te garanticen la máxima sujeción y protección en tu descanso.  Tan solo debes conocer cuáles son las apropiadas para cada tipo de colchón y comenzar a disfrutar de la experiencia más agradable de descanso.