Editoriales
Categorias

Cuándo y cómo introducir sólidos en la dieta del bebé

A partir de los seis meses el pequeño está preparado para comenzar a comer alimentos diferentes a la leche. Toma nota de las pautas de la Asociación Española de Pediatría para introducir los sólidos en la dieta del bebé.
27315_1562779766_alimentacion-solida-bebe.jpg

La leche, materna o de fórmula, es el alimento que se ha de ofrecer en exclusiva al bebé durante sus primeros seis meses de vida. La leche aporta al bebé todos los nutrientes que necesita para su correcto crecimiento y desarrollo, y es el único alimento que puede digerir su organismo durante el primer medio año de vida. Una vez el bebé cumple seis meses llega el momento de introducir poco a poco en su dieta alimentos complementarios. Este cambio no implica en absoluto que haya que abandonar la lactancia. De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda extender la lactancia combinada con otros alimentos nutricionalmente adecuados hasta que el niño cumpla dos años de edad o más.

¿Cuándo hay que introducir sólidos en la dieta del bebé?

La recomendación de la Asociación Española de Pediatría, en línea con la de la OMS, es esperar hasta los seis meses para comenzar con la alimentación complementaria en bebés alimentados con lactancia materna. Este plazo se puede adelantar ligeramente en los bebés alimentados con leche de fórmula, que podrían comenzar a tomar alimentos complementarios en torno al quinto mes de vida. La leche es el único alimento que el pequeño debe tomar, en exclusiva, durante su primer medio año. Bien leche materna o bien de fórmula (de inicio o tipo 1 desde el nacimiento hasta los cinco meses).

Hacia los seis meses de vida desaparece el reflejo de extrusión, lo que significa que el bebé abandona el impulso de escupir los alimentos que no son líquidos. Esto permite que se le puedan empezar a ofrecer alimentos en trocitos, semisólidos o sólidos triturados y él será capaz de tragarlos. Poco a poco el pequeño aprende a controlar su musculatura labial para abrir y cerrar la boca, perfecciona los movimientos de la lengua hacia adelante y hacia atrás y pliega el labio inferior para contener el alimento cuando se retira la cuchara.

Los especialistas de la Asociación Española de Pediatría indican que introducir la alimentación complementaria de forma muy precoz podría causar riesgos en el desarrollo del niño a corto y a largo plazo. Algunos de estos riesgos son:

  • Posibilidad de atragantamiento.
  • Aumento de gastroenteritis agudas e infecciones del tracto respiratorio superior.
  • Mayor riesgo de obesidad (a largo plazo).
  • Mayor tasa de destete precoz, con la pérdida de beneficios asociados a la lactancia. 

Posponer la introducción de alimentos complementarios más allá del séptimo mes, aunque es poco habitual, sí podría ocurrir en bebés que toman leche materna y que no muestran interés activo por la comida. La Asociación Española de Pediatría desaconseja demorar el inicio de la alimentación complementaria más allá de las veintiséis semanas de edad (seis meses y medio), pues podría aumentar el riesgo de problemas nutricionales como el déficit de hierro.

Algunos de los posibles riesgos de una alimentación sólida tardía son: 

  • Carencias nutricionales, especialmente de hierro y zinc. 
  • Aumento del riesgo de alergias e intolerancias alimentarias. 
  • Peor aceptación de nuevas texturas y sabores. 
  • Mayor posibilidad de alteración de las habilidades motoras orales.  

Pautas para introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé

A partir del sexto mes el bebé va a necesitar un aporte extra de calorías, vitaminas y minerales en forma de alimento sólido, pues la leche materna deja de ser suficiente. Para introducir los primeros alimentos hay que elegir una toma en la que el bebé esté muy espabilado y alerta y no tenga demasiada hambre, para evitar que intente tragar con ansia y pueda atragantarse. 

Las pautas para introducir los alimentos sólidos varían mucho entre las diferentes sociedades y culturas. En la Asociación Española de Pediatría evitan promover  instrucciones rígidas. Consideran que no hay alimentos mejores que otros para empezar, aunque recomiendan ofrecer de manera prioritaria alimentos ricos en hierro y zinc. Asimismo, recomiendan introducir los alimentos siempre de uno en uno con intervalos de 3 o 4 días para observar la tolerancia y la aceptación de cada uno de ellos.

Los alimentos han de ofrecerse crudos o cocidos, siempre con una consistencia blanda. La forma más habitual de introducir los alimentos complementarios es triturados, en forma de papilla o puré. Otro método es el baby led weaning (en inglés, destete dirigido por el bebé), que se basa en ofrecerle alimentos sólidos para que los coma con sus propias manos. Si se ofrecen cocidos se debe evitar añadir sal, azúcar o edulcorantes. 

Este calendario con las diferentes etapas de introducción de grupos y tipos de alimentos puede servir de orientación: 

  • De 0 a 6 meses
    - Leche materna o de fórmula tipo 1 (de inicio).
  • De 6 a 12 meses
    - Leche materna o de fórmulas adaptadas
    - Cereales, frutas, hortalizas, legumbres, huevo, carne, pollo, pescado y aceite de oliva. 
  • De 12 a 24 meses
    - Leche materna o de fórmulas adaptadas
    - Cereales, frutas, hortalizas, legumbres, huevo, carne, pollo, pescado y aceite de oliva
    - Leche entera, yogur y queso tierno. 
  • A partir de los 36 meses
    - Sólidos con riesgo de atragantamiento, como los frutos secos o la zanahoria cruda.

Alimentos no recomendados hasta que el bebé cumpla tres años

En bebés y niños menores de tres años se recomienda tener mucha precaución con alimentos que puedan suponer riesgo de atragantamiento, como la manzana, la zanahoria cruda o los frutos secos. Tampoco son recomendables los alimentos nutricionalmente supérfluos, como los azúcares, la miel, la bollería, las galletas, los embutidos o la charcutería. Este tipo de alimentos no están recomendados antes de los 12 meses y, en cualquier caso, se han de ofrecer siempre de forma ocasional y con moderación

Es fundamental que el bebé esté siempre acompañado mientras come. Además, ha de estar sentado o en posición erguida, en la trona o en brazos de un adulto. Esta postura facilita la digestión y la toma de alimentos sólidos o semisólidos. 

En cuanto a los ritmos, hay que tener paciencia y adaptarse al progreso del bebé. La alimentación con sólidos es lenta: el bebé puede necesitar tomarse su tiempo para comerse unos trocitos de verduras o algunos macarrones. Es posible que las primeras semanas no coma demasiado, aunque no hay que obsesionarse con las cantidades. Si se complementa cada comida con una toma de biberón o pecho, tendrás la seguridad de que está bien nutrido y no se queda con hambre. 

¡Hora de comer!

Fuente:  
AEP. Asociación Española de Pediatría.
Valora este artículo
0 5 1
Cuándo y cómo introducir sólidos en la dieta del bebé
tick image
25138
¿Qué es el Baby Led Weaning?
/material/kids-bebes/7730_1564673456_led-weaning.jpg
/contenidos/bebes/que-es-el-baby-led-weaning/
¿Qué es el Baby Led Weaning? Recomendados bebés
2019-05-29

¿Qué es el Baby Led Weaning?

25198
¿Cuándo comenzar con la leche de continuación?
/material/kids-bebes/8842_1574077916_leche-continuacion.jpg
/contenidos/bebes/cuando-comenzar-leche-continuacion/
¿Cuándo comenzar con la leche de continuación? Recomendados bebés
2019-11-18

¿Cuándo comenzar con la leche de continuación?

25243
¿Están recomendados los probióticos durante la lactancia materna?
/material/kids-bebes/9920_1584467244_probioticos-lactancia.jpg
/contenidos/bebes/probioticos-lactancia-materna/
¿Están recomendados los probióticos durante la lactancia materna? Recomendados bebés
2020-03-17

¿Están recomendados los probióticos durante la lactancia materna?

25098
Beneficios de la lactancia materna
/material/kids-bebes/7650_1564673413_lactancia-materna.jpg
/contenidos/bebes/beneficios-de-la-lactancia-materna/
Beneficios de la lactancia materna Recomendados bebés
2019-05-29

Beneficios de la lactancia materna

DISFRUTA DE SUS PRIMEROS PASEOS CON CARRITOS DE BEBÉ  

Nada como los primeros paseos bajo el sol con el nuevo miembro de la familia. Con nuestros carritos de bebé, que podrás encontrar en diferentes formatos y combinar con complementos como bolsos y neceseres, no querrás volver a casa. Para que estar en casa sea lo más cómodo, cuenta con hamacas para bebés para que se sienta de lo más relajado en sus primeros meses.

LAS SILLAS DE PASEO MÁS CÓMODAS en tu tienda de bebés

Para disfrutar de paseos espectaculares cuenta con nuestras sillas de paseo con los diseños más modernos del mercado de las mejores marcas. Encontrarás la más amplia variedad para que tu bebé vaya de lo más cómodo. Para que disfrute de la mayor comodidad también en casa, cuenta con cunas y cunas de colecho para sentir a tu bebé lo más cerca posible durante sus primeros meses.

CONFORTABLE EN TODO MOMENTO CON SILLAS DE COCHE

Tan importante es contar con sillas y cunas de la mejor calidad como contar con los complementos indispensables para que a tu pequeño no le falte el más mínimo detalle. Para vuestros primeros viajes y traslados más largos necesitarás sillas de coche diseñadas especialmente para tu bebé realizadas bajo todos los reglamentos. No dejes escapar bañeras para bebés para que darle sus primeros baños sea de lo más sencillo.

×
×
×
×